Pests & Diseases: Whitefly

Mosca blanca - Plagas y Enfermedades

Las dos especies de mosca blanca que afectan a numerosas cosechas son la Bemisia tabaci o mosca blanca del tabaco y la Trialeurodes vaporariorum o mosca banca del invernadero. La diferencia morfológica principal entre estos dos insectos es la posición de sus alas: las alas de la B. tabaci se colocan paralelas a su cuerpo, mientras que las de la T. vaporariorum estarán en posición paralela a la superficie de la hoja. Además, tanto el adulto como la pupa de la T. vaporariorum suelen tener una mayor cantidad de polvo céreo que la B. tabaci.

Breves notas sobre la plaga

¿Qué es la mosca blanca?
La mosca blanca es un insecto hemíptero que pertenece a la familia de los aleuródidos. Pueden causar daños considerables y pérdidas en la producción.
¿Cómo detectarla?
Algunas zonas de la hoja comenzarán a decolorarse, que es donde estos insectos habrán estado alimentándose.
¿Qué puedes hacer?
Uno de los principales objetivos en el control de la mosca blanca es evitar que la cosecha se vea infectada por alguno de los virus que estos insectos puedan transportar.

Ciclo biológico de la mosca blanca

El ciclo vital de la mosca blanca dura entre 15 y 40 días, dependiendo de las condiciones medioambientales, y particularmente de la temperatura, ya que los huevos alcanzarán su madurez más rápidamente con temperaturas más elevadas. La mosca blanca suele poner sus huevos en el envés de las hojas, quedando estos adheridos.

Mosca blanca

Síntomas de la plaga

El daño directo es causado a la planta en el proceso de alimentación de la mosca blanca. Las zonas donde el insecto succiona la savia quedan decoloradas y a su vez, transmiten sustancias tóxicas al floema que se expandirán por toda la planta, dando lugar a desajustes metabólicos, un debilitamiento general, clorosis y cambios en flores y frutos. Los daños indirectos se producen debido a que la melaza excretada por las ninfas puede dar lugar a la aparición de concentraciones fúngicas en las hojas, como la fumagina, formada por el hongo Capnodium sp, que actúa a modo de pantalla, reduciendo así la capacidad de fotosíntesis de la planta. Sin embargo, el daño más severo producido por la mosca blanca es la transmisión de virus.

¿Cómo prevenir la plaga?

Uno de los principales objetivos del control de la mosca blanca es evitar que la cosecha se vea infectada por alguno de los virus que estos insectos puedan transportar, por lo que es importante eliminar las malas hierbas o restos de otras plantas cercanos a la cosecha, ya que estos pueden servir de hábitat para la mosca blanca. Además, si una mosca blanca se alimenta de una mala hierba infectada con un virus y después pasa a alimentarse de tu cosecha, esta quedaría rápidamente infectada también por ese virus. El uso de barreras protectoras como redes y cubiertas es una buena alternativa para prevenir infecciones.

Mosca blanca

Soluciones para el control de la plaga

Varios insectos entomófagos, parásitos y algunos hongos entomopatógenos pueden ser utilizados para el control de la mosca blanca. La mayoría de los depredadores se alimentan de los huevos y las ninfas de este insecto, incluido el escarabajo Delphastus catalinae. La larva de la crisopa y algunos tipos de chinches también resultan una buena herramienta natural para el control de esta plaga. Las pequeñas avispas de la familia Aphelinae son parásitos de la larva de la mosca blanca. Las avispas ponen sus huevos en la larva y se desarrollan alimentándose de ella.

Califique este artículo: 
Average: 1 (2 votes)