Pests & Diseases: Mildew

Oídio y mildiu - Plagas y Enfermedades

Según se expande, las hojas comienzan a rizarse, presentando necrosis y desembocando en la caída de estas. Las partes del micelio que contienen las esporas de los hongos salen por el estoma de la planta. El mildiu es reconocible a plena luz del día por el color grisáceo o amoratado que muestra el envés de las hojas.

El mildiu

¿Qué son el oídio y el mildiu?
Los términos oídio y mildiu hacen referencia a un grupo de hongos fitopatógenos causantes de enfermedades en las plantas y que muestran síntomas similares.
¿Cómo detectarlos?
El oídio suele encontrarse en el haz de la hoja, aunque no siempre ocurra así. El aspecto que ofrece la hoja es como si estuviese cubierta de polvo.
¿Qué puedes hacer?
Para evitar la aparición y crecimiento de estos hongos, mantén un nivel bajo de humedad y una zona de cultivo limpia.

El oídio

Antes de que aparezcan los síntomas, la hoja comienza a desarrollar una especie de ampollas, seguidas de un característico polvo blanquecino que ocupará el lugar de las ampollas; parecerá como si la hoja hubiese sido espolvoreada con polvo blanco. El oídio suele encontrarse en el haz de la hoja, pero en ocasiones está en el envés, por lo que no es de extrañar que pase desapercibido con frecuencia. Sin embargo, según avanza la infección, las hojas pueden acabar completamente cubiertas de esta capa blanca, quedando colonizados incluso los cogollos, con subsecuentes pérdidas en la cantidad y calidad de la cosecha.

Oídio y mildiu

¿Cómo prevenir la infección?

El mejor tratamiento contra este tipo de hongo es la prevención, ya que una vez que se haya establecido y desarrollado resultará difícil de erradicar, incluso con fungicidas químicos. Mantén tu área de cultivo limpia para evitar que las esporas alcancen y contaminen tus plantas, lo cual será fácil de conseguir si mantienes tu equipamiento limpio y te lavas bien las manos antes de manipular tu cosecha.

Oídio y mildiu

Soluciones para el control de la plaga

Observa las hojas de más antigüedad de la planta en busca de decoloraciones amarillentas y de hongos.

  • Puedes eliminar las hojas sospechosas y guardarlas en una bolsa de cierre hermético junto con un papel húmedo en algún lugar cálido. Vuelve a observar las hojas con una lupa pasados dos días para ver si se ha desarrollado el hongo
  • Elimina las hojas contaminadas, pero asegúrate de no expandir la enfermedad al hacerlo. Lávate las manos regularmente, preferiblemente con una solución alcohólica
  • Quema todo material infectado
Califique este artículo: 
Average: 3 (1 vote)